Publicidad:
La Coctelera

Sólo se ve bien con el corazón...

Fue entonces que apareció el zorro:

- Buen día - dijo el zorro.

- Buen día – respondió cortésmente el principito, que se dio vuelta pero no vio a nadie.

- Estoy aquí – dijo la voz –, bajo el manzano...

- Quién eres ? – dijo el principito. – Eres muy bonito...

- Soy un zorro – dijo el zorro
- Ven a jugar conmigo – le propuso el principito. – Estoy tan triste...

- No puedo jugar contigo – dijo el zorro. – No estoy domesticado.

- Ah! perdón – dijo el principito.

Pero, después de reflexionar, agregó:

- Qué significa "domesticar" ?

- No eres de aquí – dijo el zorro –, qué buscas ?

- Busco a los hombres – dijo el principito. – Qué significa "domesticar" ?

- Los hombres – dijo el zorro – tienen fusiles y cazan. Es bien molesto ! También crían gallinas. Es su único interés. Buscas gallinas ?

- No – dijo el principito. – Busco amigos. Qué significa "domesticar" ?

- Es algo demasiado olvidado – dijo el zorro. – Significa "crear lazos..." - Crear lazos ?

- Claro – dijo el zorro. – Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo...

- Comienzo a entender - dijo el priprincipito. – Hay una flor... creo que me ha domesticado...

- Es posible – dijo el zorro. – En la Tierra se ven todo tipo de cosas...

- Oh! no es en la Tierra – dijo el principito.

El zorro pareció muy intrigado:

- En otro planeta ?

- Sí.

- Hay cazadores en aquel planeta ?

- No.

- Eso es interesante ! Y gallinas ?

- No.

- Nada es perfecto – suspiró el zorro.

Pero el zorro volvió a su idea:

- Mi vida es monótona. Yo cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen, y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida resultará como iluminada. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los demás. Los otros pasos me hacen volver bajo tierra. Los tuyos me llamarán fuera de la madriguera, como una música. Y además, mira ! Ves, allá lejos, los campos de trigo ? Yo no como pan. El trigo para mí es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. Y eso es triste ! Pero tú tienes cabellos color de oro. Entonces será maravilloso cuando me hayas domesticado ! El trigo, que es dorado, me hará recordarte. Y me agradará el ruido del viento en el trigo...

El zorro se calló y miró largamente al principito:

- Por favor... domestícame ! – dijo.

- Me parece bien – respondió el principito -, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.

- Sólo se conoce lo que uno domestica – dijo el zorro. – Los hombres ya no tienen más tiempo de conocer nada. Compran cosas ya hechas a los comerciantes. Pero como no existen comerciantes de amigos, los hombres no tienen más amigos. Si quieres un amigo, domestícame !

- Qué hay que hacer ? – dijo el principito.

- Hay que ser muy paciente – respondió el zorro. – Te sentarás al principio más bien lejos de mí, así, en la hierba. Yo te miraré de reojo y no dirás nada. El lenguaje es fuente de malentendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...

Al día siguiente el principito regresó.

- Hubiese sido mejor regresar a la misma hora – dijo el zorro. – Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, ya desde las tres comenzaré a estar feliz. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. Al llegar las cuatro, me agitaré y me inquietaré; descubriré el precio de la felicidad ! Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón... Es bueno que haya ritos.

- Qué es un rito ? – dijo el principito.

- Es algo también demasiado olvidado – dijo el zorro. – Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días, una hora de las otras horas. Mis cazadores, por ejemplo, tienen un rito. El jueves bailan con las jóvenes del pueblo. Entonces el jueves es un día maravilloso ! Me voy a pasear hasta la viña. Si los cazadores bailaran en cualquier momento, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.

Así el principito domesticó al zorro. Y cuando se aproximó la hora de la partida:
- Ah! - dijo el zorro... - Voy a llorar.

- Es tu culpa – dijo el principito -, yo no te deseaba ningún mal pero tú quisiste que te domesticara.

- Claro – dijo el zorro.

- Pero vas a llorar ! – dijo el principito.

- Claro – dijo el zorro.

- Entonces no ganas nada !

- Sí gano –dijo el zorro – a causa del color del trigo.

Luego agregó:

- Ve y visita nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo. Y cuando regreses a decirme adiós, te regalaré un secreto.

El principito fue a ver nuevamente a las rosas:

- Ustedes no son de ningún modo parecidas a mi rosa, ustedes no son nada aún – les dijo. – Nadie las ha domesticado y ustedes no han domesticado a nadie. Ustedes son como era mi zorro. No era más que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de él, y ahora es único en el mundo.

Y las rosas estaban muy incómodas.

- Ustedes son bellas, pero están vacías – agregó. – No se puede morir por ustedes. Seguramente, cualquiera que pase creería que mi rosa se les parece. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigué bajo el globo. Puesto que es ella a quien protegí con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuché quejarse, o alabarse, o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.

Y volvió con el zorro:
- Adiós – dijo...

- Adiós – dijo el zorro. – Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

- Lo esencial es invisible a los ojos – repitió el principito a fin de recordarlo.

- Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.

- Es el tiempo que he perdido en mi rosa... – dijo el principito a fin de recordarlo.

- Los hombres han olvidado esta verdad – dijo el zorro. – Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...
- Soy responsable de mi rosa... - repitió el principito a fin de recordarlo.

-El principito, Antoine Saint Exupéry-

Pajas mentales v 1.2...

Que difícil a veces conjugar los sentimientos, lo que una quiere con lo que una sueña, lo que nos vale con lo que no, que difícil ahogar las palabras y no saber si con eso estamos abriendo una ventana tras el portazo o sólo es el principio del fin.
Que difícil, que feo, cuando la razón empieza a guerrear con los sentimientos, cuando empezamos a medir, a contar, cuando se pierde la confianza y vemos oscuridad donde antes había tanta luz.
Que pena que se ensucie la mirada, que se pierda la inocencia y a veces hasta la fe, que pena no poder sentir como cuando eramos niños, cuando una mirada nos erizaba la piel y hasta incluso el alma, cuando un roce por debajo de la mesa esquivando la mirada del profesor era una declaración de amor y de intenciones, cuando compensabamos la torpeza de todas nuestras primeras veces con fe y entrega.
Que lástima que el corazón se vaya haciendo pequeñito con el paso de los años, que el miedo nos corte las alas, que las decepciones pesen más que las ilusiones y... la cabeza termine por ganarle al corazón.

-lamanu-

Reencuentro...

"Volvemos a un paisaje donde fuimos un momento felices. Volvemos para recordar, y allí está todo: el ventanal, las laderas, los abetos, la escarcha, hasta los besos. Todo, menos nosotros. Buscamos el momento, no el paisaje. Buscamos lo que fuimos, y no acude a la cita. Aquel momento huyó: no sabe/ no contesta"
-El águila bicéfala, Antonio Gala-

Que bonito a veces echarle un pulso al destino y descubrir que hay personas que siguen estando ahí, como si las hubiesemos visto ayer, con la misma sonrisa y la misma dulzura, con el mismo puntillo golfo de siempre, y que las piezas de este jodido puzzle encajen en el presente con sólo una mirada, con sólo un abrazo, asi, sin palabras, sin necesidad de volver atrás, siendo la que una es a día hoy, con las lecciones que se aprendieron en el camino, algo más maleada pero igual de viva que entonces y verlo reflejado en la persona que tenemos delante, porque todo es como antes pero... hoy, y puede parecer una estupidez pero ojalá siempre me hagan tan feliz estas estupideces, y ojalá siempre estés ahí niña.

-lamanu-

Music Video Codes - MySpace Layouts

-Sade, No ordinary love-

De Sábado...

La verdad es que no soy nada original con los títulos pero es que últimamente siempre que escribo está mi hermana merodeando y me intimida, no se por qué, total tiene la dirección y puede leerlo cuando le venga en gana, supongo que sólo es una mania más.
Estoy harta de estar en casa, pero harta de verdad, y aunque mi hermana es un punto y siempre encontramos algo con lo que entreternos y pasar el rato la verdad es que ya estoy más que saturada de casa.
Ya le he confirmado a W. que el martes en cuanto salga del fisio me piro a Madrid, me ha dicho que ha conseguido entradas para ir el sábado a ver "Los monólogos de la vagina", creo que después de muchas intentonas por fin iré por primera vez al teatro y me hace ilusión. También aprovecharé para ver que tal se lo monta la competencia por allí, en enero he quedao en hacer otra entrevista con el de recursos humanos y me estoy planteando muy seriamente irme, aunque de momento voy aplazando la decisión. Creo que no soy tan valiente como siempre creí, pero también es verdad que las decisiones más importantes las he tomado en cinco minutos, decidí irme de mi casa en el trayecto que separa "La bolera" de "las cuatro esquinas", unos cincuenta metros, si que iba contentilla pero aún asi... hay que ser kamikaze.
En fin, que siglo aplazando decisiones, esa y otras, pero mañana voy a ver a L. y estoy feliz de la vida aunque seguro que me sabe a poco.
La paz sea con ustedes.

-lamanu-

De jueves...

Music Video Codes - MySpace Layouts

-George Michael "kissing a fool"-

"...I don't know where to start
but I’ll never find
peace of mind
while I listen to my heart..."

Otro día tonto, apenas me ha servido para comprobar lo cotillas que son mis vecinas (las de mi planta) ¡¡¡Dios mio!!! Yo entiendo que son mayores, llevan toda la vida en el edificio y yo soy la nueva, además creo que les da un morbito especial el hecho de que sea la rubia de la inmobiliaria, que llevo casi tres años trabajando ahí y me conoce medio barrio con lo que pueden regar el chisme con más gente pero válgame la Macarena... no es normal que nada más salir de mi casa, mientras espero el ascensor, salga la del A de la suya para preguntarme que tal estoy y como fue el accidente... eso se llama espiar, que por otro lado yo no se quien se lo contado, pero en fin... Menos mal que no hago fiestas en casa y no escondo que me gustan las chicas, porque éstas me sacaban del armario en un momentito.
Cambiando de tema el domingo toca reencuentro, el año de los reencuentros, voy a ver a mi amiga L, hace siglos que no nos vemos y en su día no concebía que pasara un día sin hablar con ella, no podremos estar mucho rato, pero hemos prometio escaparnos un fin de semana y ponernos al día.
En fin, que sólo me queda darle mi enhorabuena pública a la chica de estherifubia: Tu niña me ha dicho que de vez en cuando te dejas caer por aqui asi que... ¡Felicidades niña! y que duré. Por cierto, lo de conocerme cuando vengas por aquí está hecho.
Nada, la paz sea con ustedes.

-lamanu-

De martes...

Busco un lugar en esta ciudad,
donde esconderme de la corriente que me lleva.
Río de lava que todo lo arrasa,
floto en el tedio, oscuro viaje hacia el infierno.
Busco ese lugar.

Dime la verdad, poco me queda;
querría perderme, huir para siempre, echar a volar.
Lluvia de otoño que tarde llega,
haz que en la arena que me rodea crezca la hierba.
Dime la verdad.

Y descubrir que algo se mueve junto a mí;
y decidir sobre la marcha adonde ir;
y despertar, abrir los ojos y encontrar, que nada sigue igual.

Busco un refugio en el camino,
donde a solas pasen las horas y tenga sentido.
Ven a mi cama, duerme conmigo,
entra en mis sueños porque hace tiempo que me he perdido.

Ven a mi cama; duerme conmigo.

-Jarabe de Palo, Duerme conmigo-

Demasiados días encerrada en casa, demasiadas decisiones por tomar, empieza a hacer frio, no se que quiero para reyes, quizá si lo se pero preferiría no quererlo, navidades, la ciudad llena de luces, ganas de perderme en la Plaza Mayor como el crio aquel de la película, cosas por hacer, pocas ganas de hacerla, turrón de chocolate del pueblo hmmmmm... esa va a ser la solución.

-lamanu-

Conversaciones con el cielo...

Estos días no noto tu presencia y la extraño. Está la cosa jodía, me sublevo por nada, como si hubiese retrocedido diez o, tal vez, doce años en el tiempo, te reirías si me vieras, te gustaba hacerme rabiar y verme rabiosa.
No estoy mal, lo sé sobretodo porque no te siento por aquí, espero que el niño esté bien, que no hayas tenido que dejarnos por ir a darle una vueltecita a él. Ya, ya se que debería llamarle, pero él tampoco me llama y me canso de tener que ceder siempre, de ser la mayor, estoy cansada mamá, no me riñas.
¿Sabes? He estado pensando en llevarme a Madrid la foto aquella de papa y tú en la ribera, esa en la que pareceis dos hippies, con las gafas a lo Lenon y las greñas, buscar a alguien que la pinte, este fin de semana lo comentaré con W. a ver si conoce a alguien y la pondremos en el salón, a la niña también le hace ilusión.
No se que decirte, aunque supongo que no hace falta, que lo ves, alguna ventaja tenía que tener que no estuvieras, sobran las palabras, sólo... ven a taparme esta noche y dame un beso, lo necesito.

-lamanu-

El síndrome del domingo...

No se muy bien por qué, pero puedo afirmar y afirmo, que los domingos son caca. Ya desde que salgo de la cama la sensación no es la del resto de los días.

Tratando de borrar esa sensación tan sartriana en el estómago he conjurado a la mismisa María Jiménez, que una es del sur y esa forma tan canalla de renegar me da vidilla:
"Ni tú bordas pañuelos ni yo rompo contratos,
ni yo mato por celos, ni tú mueres por mi,
y antes de que me quieras, como se quiere a un gato,
me largo con cualquiera, que se parezca a mi..."

Jodía de frío me he preparao un cafe y me he puesto a pensar en que parece que nos podremos comer el turrón con la nariz helada, como personas decentes, no me cuadra a mi mucho el clima de esta ciudad, reconozco que está genial el buen tiempo, pero una es de pueblo y echa de menos la mesa camilla, la salla y el braserito, al tío Blas asando castañas y hasta el maldecir cuando toca soltar la pata de la camilla y salir de debajo de la salla para ir al baño y exponerse al frio del resto de la casa. Ahora con esto del aire acondicionado y la calefacción central, se han ido al carajo todas esas viejas costumbres. Es increíble lo que le puede dar por pensar a una mirando la lucecita del microondas mientras se calienta la leche, al final va a tener razón mamá, este chisme éste no es cristiano.

En fin, que me voy a hacerle cosquillas a mi hermana para despertarla, que eso de que mal de muchos, consuelo de tontos, es mentira, y necesito darle por saco a alguien, lo suyo sería pegar cuatro saltos en su cama pero después del accidente no tengo la espalda para esos excesos.

Los domingos soy un ogro, como Shrek, pero con menos cera en los oidos.

NOTA: Pondría el video de Maria Jiménez pa que se hiciera algo más amena la lectura de esta paridita dominguera pero youtube me tiene tirria, no me deja registrarme y no me apetece un cagao ponerme a averiguar por qué, aunque... si alguien lo quiere hacer por mi (indirecta poco sútil, lo se)

-lamanu-